jueves, 16 de mayo de 2013

Guía de recomendaciones para un paciente después de una intervención de Cirugía Cardíaca

Resaltaremos algunas recomendaciones que le facilitarán su recuperación luego de la cirugía:

1-  Es normal que después de la cirugía y durante las primeras semanas se sienta: cansado, sin apetito y presente dolores musculares en hombros, brazos y tórax

LO IMPORTANTE DE ESTE PUNTO ES QUE ESTAS MOLESTIAS IRAN DESAPARECIENDO A MEDIDA DE QUE PASEN LOS DÍAS… (no se angustie).

2- Es importante mantener controlado la presión arterial, frecuencia cardiaca y la temperatura en su domicilio (NO SEA OBSESIVO, solo los controles habituales).

3- Una vez en su casa debe saber que algunos cuidados básicos de las heridas:

a)  Utilice sólo jabón neutro para el lavado de la herida del pecho, recuerde que con tomar un pedacito de jabón neutro y reservarlo solo para la limpieza de esa herida es suficiente (NO LE DE OTROS USOS NI LO USE PARA LAVAR OTRAS PARTES DE SU CUERPO).

b) NO frote la herida al secarla; séquela dándole pequeños golpecitos con una toalla sólo para usarlo con la herida, incluso puede usar un secador de cabello muy suavemente, ¡cuidado con la temperatura del aire, no se queme!...

c) NO use cremas o colonias sobre la herida.

d) PROCURE de no exponer las heridas de manera directa al sol durante los primeros 6 meses.

e) MUY IMPORTANTE: ¡Si nota que la herida se pone roja, duele o supura… CONSULTE CON SU CARDIOLOGO DE CONFIANZA.

4- Recuerde que si tiene la cicatriz en medio del pecho, no puede dormir de costado durante 1 mes (desde el día de la cirugía), No puede hacer ejercicios importantes con los brazos (conducir, cargar pesos superiores a 3 o 4 Kg, hacer gimnasia, tareas domésticas, etc) por un período de 2 meses (antes de realizarlos consulte con su cardiólogo de confianza).

5- Si la herida está a un costado del pecho, recuerde no dormir sobre el costado de la cicatriz. También es muy importante controlar la máxima movilidad de la articulación del hombro del mismo lado de la intervención (NO FUERCE LOS MOVIMIENTOS DE ESE LADO).

6-  Si es mujer recuerde que debe dormir con el sujetador (brassier o corpiño son sus sinónimos) en un período de 6 a 8 semanas.

7- NO realice esfuerzos excesivos ni al levantarse, ni al acostarse (Recuerde cruzar los brazos colocando las manos debajo de las axilas).

8- Evite esfuerzos excesivos durante la defecación (si es necesario consulte sobre la utilización de laxantes con su médico).

9- Luego de 3 a 4 semanas de haberse operado podrá iniciar su actividad sexual (consúltelo con su cardiólogo de cabecera).

10- Recuerde hacer ejercicios respiratorios durante el primer mes de la cirugía.
Recuerde que caminar, es un ejercicio CARDIO-SALUDABLE:


1er Semana: puede caminar por su casa libremente, puede subir algunas escaleras (no más de dos pisos), procure descansar, luego de las comidas es importante tomar 60 a 90 minutos de descanso.


2da Semana: puede comenzar a pasear por la calle, sobre terreno plano y a paso moderado. Es necesario empezar a hacerlo en cortos períodos de tiempo (entre 15 a 30 minutos) una o dos veces al día, puede viajar en auto (pero solo de acompañante, aún no puede manejarlo).

3er Semana: Aumente el tiempo destinado a caminar.

4ta Semana: Aumente la velocidad y el tiempo de las caminatas, siempre evitando rampas y pendientes, comience a familiarizarse con sus actividades antiguas.

A partir de aquí deberá consultar con su médico de cabecera (cirujano o cardiólogo de cabecera) que le seguirá dando instrucciones de cómo seguir su recuperación dependiendo de cómo le ha ido en estos primeros 30 días.

Alimentación y Colesterol
El exceso de colesterol en la sangre favorece la formación de depósitos de grasas en las paredes de las arterias, estos depósitos dificultan el paso de la sangre y
son motivo de enfermedades del corazón y de la circulación.
Una alimentación adecuada, que disminuya el exceso de colesterol en la sangre, es el primer paso de prevención de las enfermedades cardiovasculares.
Recomendaciones:
- Es conveniente disminuir el consumo de grasas de origen animal, por tanto se debe comer menos carnes grasas (cerdo, cordero solamente tres veces por semana), no comer más de 2 huevos por semana y utilice leche y productos lácteos descremados.
- NO ES RECOMENDABLE cocinar con grasas animales (manteca, grasa, margarinas).
- EVITE helados cremosos, productos de panadería (dulces o salados).
- ES RECOMENDABLE aumentar el consumo de fibras a través de ensaladas y verduras en general, frutas, legumbres y productos integrales.
- El consumo de sal y especies, café, infusiones, puede hacerse con moderación, si es que no existe una contraindicación (véase nuestro artículo sobre “comer sin sal”).
- Beba agua y vinos acorde a las indicaciones de su cardiólogo de cabecera.

La alimentación y sal
Si usted a de controlar su ingesta de sal, tenga en cuenta que puede hacer una alimentación normal y equilibrada, reduciendo:
- la sal en la cocina y no utilizando el salero en la mesa.
- los embutidos.
- las comidas preparadas y precocidas y las salsas.
- las comidas enlatadas.
- los aperitivos (aceitunas, pickles, etc).
- las bebidas gasificadas.

“… Para más información consulta con su médico de confianza”

Unidad de Cardiología Río Uruguay 
A su servicio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada